La Marina de los EE.UU. está pagando millones de dólares a Microsoft para mantener más de 100.000 ordenadores a flote que aun usan Windows XP.



El contrato, se firmó a principios de este mes, en él se estipula que el comando espacial y de sistemas de guerra naval pagará a Microsoft 9.1 millones de dólares a cambio de parches de seguridad para Windows XP, Office 2003, Exchange 2003 y Windows Server 2003, aunque el contrato podría extenderse hasta el 2017 llegando a valer 30.8 millones.

Los tres primeros productos mencionados estan considerados obsoletos por Microsoft, y Windows Server 2003 lo estará a partir del 14 de Julio, esto implica que Microsoft ha dejado de emitir actualizaciones de seguridad gratuitas para estos productos.

Gastar esta cantidad puede parecer un despilfarro, ya que con ese presupuesto podrían comprar nuevos equipos de última generación que tendrían un mayor rendimiento y vendrían con nuevos sistemas operativos, pero el problema reside en que una organización tan grande y cerrada como la marina estadounidense, no puede permitirse cambiar de equipos, ni actualizarlos de un día para otro, ya que algunos de los programas más críticos que usan no son compatibles con los sistemas operativos más modernos. Debido a esto el proceso de actualización es extremadamente lento, en concreto comenzó en el 2013 y todavía quedan 100.000 ordenadores por actualizar.

“La Armada se basa en una serie de aplicaciones y programas que son dependientes de los productos de Windows mencionados”, dijo Steven Davis, portavoz del comando espacial y de sistemas de guerra naval en San Diego. “Hasta que las aplicaciones y programas sean modernizados o eliminados se requiere esta continuidad de los servicios para mantener la eficacia operativa”.

Davis no proporcionará más detalles acerca de los sistemas o de su uso, citando la política de ciberseguridad americana, pero un documento de la marina de guerra no clasificado dice que las aplicaciones dependientes de Microsoft Windows XP y Windows Server 2003 afectadas están encargadas de “sistemas de mando y control críticos” en los buques y en los sistemas terrestres.

Los sistemas afectados se conectan a la NIPRNet, la red IP del gobierno de Estados Unidos, para obtener información no clasificada, y SIPRNet, la red de información clasificada, lo cual es preocupante, ya que de momento todos esos ordenadores son altamente vulnerables a ataques y siguen teniendo acceso a la red de información clasificada norteamericana.

La marina americana no es la única que continúa usando Windows XP. Aproximadamente el 10% de los PCs de escritorio con el acceso a internet lo siguen usando según las estadísticas de StatCounter de este mes, lo que supone una cuota de mercado justo por encima de la de Apple OS X. Si usamos los datos recolectados por aplicaciones de .NET, el porcentaje aumenta hasta el 14%.