Windows 10, lo mejor de windows 7 y 8

Lo mejor de Windows 10 es que es simplemente Windows. Microsoft se ha dado cuenta que la devaluación del escritorio con Windows 8 es lo que genera todo el odio hacia ese sistema operativo, y lo han corregido con Windows 10, que es la unión de las mejores cualidades de Windows 7 y Windows 8. Tiene las funciones de escritorio del 7, manteniendo algunos de los aspectos “Touch-friendly” del 8.



No es de extrañar que Microsoft esté llamando su sistema operativo que fresco a la vez que familiar. Es fácil usar con teclado y ratón, pero es aún mejor con ordenadores táctiles. El menú Inicio está de vuelta, y nuevas características como Microsoft Cortana, el  nuevo asistente virtual y Edge, el nuevo navegador, dan un aire fresco a Windows. Y no menos importante, Windows 10 demuestra que el sueño de ofrecer un único sistema operativo que puede funcionar a través de ordenadores, tabletas y teléfonos de Microsoft podría convertirse en realidad.

El proceso de Instalación:


Antes de sumergirnos en Windows 10, vale la pena comentar la experiencia de la actualización. En resumen, es bastante sencillo. Atrás han quedado los días en los que teníamos que dedicar horas y contar con la ayuda de gente experta en ordenadores sólo para actualizar a un nuevo sistema operativo. Con Windows 10, el proceso es muy suave, si usas Windows 7 u 8, sólo tienes que hacer click en «Obtener Windows 10», y seguidamente en «Reserve su actualización gratuita». Si no ves el icono, asegúrate que tienes Windows actualizado.



El proceso de actualización comenzó el 29 de Julio, y Microsoft está repartiendo las versiones lentamente, ya que el tráfico es tan alto que sus servidores corren peligro. En su momento más alto estuvo a punto de batir el récord de tráfico en internet de descarga (40 PT/s).


Otra opción para actualizarse si no quieres esperar es la aplicación que ha sacado Microsoft, Media Creation Tool (https://www.microsoft.com/en-us/software-download/windows10), la aplicación descarga el sistema operativo y te da la opción de instalarlo directamente o quemarlo en un DVD o USB. El proceso de instalación tarda de 20 a 40 minutos y es extremadamente sencillo.



Una vez que la instalación se haya completado, se le pedirá que configure algunos detalles de personalización e inicie sesión con su cuenta de Microsoft. En un equipo moderno, con un disco SSD, Windows 10 normalmente se inicia entre 10 y 15 segundos, aproximadamente lo mismo que Windows 8. La pantalla de inicio probablemente no le resulte diferente, pero si tiene un equipo que es compatible con “Windows Hello” (es decir, uno con un sensor de huellas digitales, escáner ocular o cámara infrarroja) Podrá iniciar sesión casi al instante con la autenticación biométrica.


La nueva y antigua experiencia del escritorio:


Después de pasar estos últimos años con Windows 8, Windows 10 me ha hecho sentir volver al pasado, pero en el mejor de los sentidos. Nunca me acostumbré a la forma en que el último OS trataba teclados y ratones, como algo menos importante que una pantalla táctil, y he escuchado lo mismo de muchos otros usuarios. Así que puedes imaginar lo satisfactorio que era sentir un retorno a los niveles de productividad del escritorio de Windows 7. Por ejemplo, al pulsar la tecla de Windows en el teclado, el menú Inicio aparece inmediatamente. En Windows 8, tardaba en aparecer el entorno «Metro» que aunque ofrecía la misma funcionalidad para buscar, tardaba más que ahora. Son los detalles pequeños en cosas que se hacen muy a menudo los que marcan una enorme diferencia para los «Power users».



Ser capaz de utilizar «Modern apps» en ventanas tradicionales las vuelve útiles. Solía evitar esas aplicaciones completamente en Windows 8 porque ocupaban toda la pantalla (O un trozo en vertical significativo), y siempre sentí que eran un gran desperdicio de espacio en mi monitor de 24 pulgadas. Las aplicaciones de pantalla completa tienen sentido para las tabletas, pero no tanto para los ordenadores portátiles y de sobremesa. Windows 10 también soporta múltiples escritorios de manera predeterminada, algo que había que descargar por separado en las versiones anteriores.



El menú de inicio recuerda a una mezcla, otra vez, entre Windows 7, gracias a la lista de aplicaciones más recientes, programas instalados y barra de búsqueda, y Windows 8, ya que siguen estando las “Live tiles”, esos cuadraditos con animaciones de las “Modern apps”, solo que esta vez las abro sin ser un accidente (Que era el único motivo por el que abrirlas en Windows 8), el hecho de abrirse en una ventana, sin sacarme de mi escritorio les dan una funcionalidad de la que antes carecían.


Continuum bien hecho:


Otra genial funcionalidad de Windows 10 es su capacidad de transformarse de una plataforma táctil a un escritorio tradicional con mucha facilidad. Microsoft llama a esa característica «Continuum». Está enfocada a equipos multifunción como la Surface, que puede ser tanto una tableta como un portátil, en función de los accesorios conectados. Pero también puede ser útil si desea conectar un teclado y ratón a una tableta de Windows 10. El modo tablet simplifica la barra de tareas, hace que las aplicaciones se abran en pantalla completa, y permite una pantalla de inicio como la de Windows 8. Windows 10 puede cambiar automáticamente entre las interfaces cuando detecta que hemos quitado el teclado, o se puede cambiar manualmente desde el menú de configuración.



De cara al futuro, Continuum tiene el potencial de cambiar completamente la forma en que usamos los ordenadores. En las primeras demos, Microsoft mostró cómo un teléfono con Windows 10 puede ser conectado a un monitor externo (ya sea de forma inalámbrica o con un “dongle” HDMI), y mostrar una interfaz de escritorio. Esto supone que en un cercano futuro, cuando nuestros teléfonos tengan algo más de potencia y una mejor batería, podamos olvidarnos de los portátiles.


Cortana trae los asistentes virtuales al escritorio


De acuerdo, los asistentes virtuales no son nada nuevo hoy en día, pero Cortana trae un montón de funcionalidad a Windows 10. Puedes optar por tenerla siempre escuchando tus comandos (se activa diciendo «Hey Cortana!»), solo cuando haces click en su nuevo icono, o al pulsar un botón. Puedes preguntarle acerca de cosas básicas como el tiempo actual o lo que está en tu horario, Incluso puede buscarte cosas en la web usando… Bing. Cortana puede incluso responder algunas consultas sin abrir el navegador.


La verdadera fuerza de Cortana, es su capacidad para manejar los comandos de voz en cualquier momento.Se vuelve extremadamente útil al estar en un documento, o navegando, por ejemplo, se puede pedir a Cortana que establezca un recordatorio rápido o que busque algo sin interrumpir el flujo de lo que estés haciendo.


Inspirados por los asistentes reales, Microsoft ha dado a Cortana un cuaderno que contiene todas las preferencias personales del usuario. Muchas de ellas las aprende con el tiempo, pero también podemos acceder directamente a la libreta y decirle a Cortana algunas preferencias, como las alimentarias, qué tipo de restaurante es nuestro favorito, etc. Todo esto ayuda a que nos trate de una manera más personalizada, ofreciendo resultados más precisos en futuras consultas.


Cortana también es parte del plan de Microsoft para llevar sus servicios a todos los dispositivos: Microsoft está llevando a IOS y Android a Cortana, la cual mantendrá su libreta de preferencias.

Adiós a Internet Explorer


Si alguna vez has querido que Microsoft acaba con Internet Explorer y cree un nuevo navegador web desde cero, «Edge» puede ser justo lo que estás buscando. Renuncia a todos los protocolos antiguos, como ActiveX, que convirtieron Internet Explorer en una bestia lenta e insegura, y toma un par de lecciones de Chrome con un estilo minimalista y un motor del navegador mucho más rápido (Incluso más). De hecho, terminé prefiriendo Edge a Chrome en mis pruebas, sobre todo porque el navegador de Google ha disparado el consumo de memoria en los últimos años.



Puede que Edge sea el software más elegante que ha hecho Microsoft. Su interfaz es sencilla: las pestañas en la parte superior, mientras que atrás, adelante y refrescar se sitúan justo debajo junto la barra de direcciones, la cual es más inteligente que en otros navegadores, ya que también cuenta con Cortana (sin los comandos de voz). Puedes escribir las preguntas y, a menudo obtener respuestas en la parte derecha del navegador sin necesidad de pulsar Enter para completar la búsqueda. Esto es algo con lo que Google ha estado coqueteando con en Chrome, pero Edge lo lleva a otro nivel.



Puedes administrar tus Favoritos, crear una lista de lectura ( con artículos guardados para leer más tarde), Historial y Descargas desde el Hub de Edge, que se queda fuera de la vista, sin molestar, hasta que lo necesitas. Microsoft también ha dado a  Edge capacidades de anotación, puede resaltar y marcar páginas web como quieras (un lápiz táctil viene muy bien para esto) y compartirlas a Evernote u otras aplicaciones con unos pocos clicks. Las páginas con anotaciones las conservan cuando las visitas de nuevo.


Conclusiones:


Tenía muchas esperanzas en Windows 10 después de la conferencia de Microsoft, donde me di cuenta que, por una vez, la empresa estaba actuando como un líder, no un seguidor. Windows 10 ofrece la experiencia de escritorio más refinada que he usado nunca, y sin embargo es más que eso. También es un sistema operativo de tabletas decente, y está listo para un mundo lleno de dispositivos híbridos.

Me encanta, por una vez, ser capaz de recomendar una nueva versión de Windows sin ninguna duda a cualquier usuario. Si tienes un equipo con Windows 7 u 8, no hay razón para no aprovechar la oferta de actualización gratuita de Microsoft. Y si, por alguna razón, tienes una máquina que usa un SO más antiguo que Windows 7, Windows 10 es lo suficientemente bueno como para justificar la compra de un nuevo equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *